¡Generamos confianza, porque respiramos libertad!

AQUÍ ESTÁN, ASÍ SON-LOS FISCALES DEL PERÚ… ???

AQUÍ ESTÁN, ASÍ SON-LOS FISCALES DEL PERÚ… ???

Familiares de menor que denunció Violencia Sexual en Quilmaná, llegaron hasta la sede principal de la Fiscalía, exigiendo justicia y sanción a fiscal Carmen Segura

Que una menor de 17 años que sufre de discapacidad mental - haya sido víctima de violación, no parece importarle a las autoridades del Ministerio Publico en la provincia de Cañete. Al menos esa es la percepción de los familiares y allegados a la victima de abuso sexual – ocurrido en el anexo de San Francisco, jurisdicción del distrito de Quilmaná.

Desde el frontis de la sede  principal de la Fiscalía en el distrito de San Vicente, la madre, familiares y vecinos, dejaron una huella de reclamo justo, ante lo que consideran una inercia y lentitud de parte de los fiscales Carmen Segura y Jaime Ortega, quienes no le dan celeridad al caso de violación cometida, presuntamente por Marco Luis Gonzáles Porta.

El magacín “Al rojo vivo” – informó que ha sido Virginia Huamanñahui,  madre de la menor, quien ha tenido que conseguir las pruebas en Lima ante las instituciones de Salud, trabajo que debió ser realizado por la Fiscal Carmen Segura.

Según el testimonio de los vecinos del anexo de San Francisco, el agresor, aparentemente está vinculado a este tipo de hechos en contra de menores de edad.

Tras exigir que los fiscales asuman sus funciones de manera debida, cumpliendo las normas y de modo imparcial, los indignados vecinos, no dejaron de preguntarse: ¿cuál hubiera sido la reacción o actuación de ellos, si la víctima hubiera sido uno de sus hijos?

Virginia Huamanñahui, madre de menor afectada, logró reunirse con el Fiscal Superior Jesús Mávila, quien dispuso la intervención inmediata de la Unidad de Asistencia a Víctimas y Testigos del Ministerio Público (UDAVIT) para la denunciante respectiva,

También esperan una sanción ejemplar contra la fiscal Carmen Segura, de quien cuestionaron nunca haya presentado ninguna apelación a la decisión judicial de desestimar la prisión preventiva al presunto agresor, por falta de pruebas que suspicazmente nunca se buscaron obtener.