miércoles, 18 de noviembre de 2020

PRÁCTICAMENTE SE ZUMBARON Y MINIMIZARON EL HECHO…

En Quilmaná policías se negaron a recibir denuncia por presunta violación a menor con discapacidad mental.

El hecho se registró en la zona rural de San Francisco

Una menor de 17 años –ha denunciado ser víctima de violación. Su agresor – vive solo a unos metros de su vivienda. Lo característico de este hecho, es que la joven agredida, sufre de discapacidad mental. El hecho se registró en la comunidad de San Francisco, jurisdicción del distrito de Quilmaná en la provincia de Cañete.

Virginia Huamanñahui, madre de la menor violentada, relató al magacín “Al rojo vivo”, que la agresión contra su primogénita sucedió el sábado 07 de noviembre. Entre lágrimas, relató que el presunto violador identificado como Marco Luis Gonzáles Porta,  ya venía acosando a hija con mensajes al celular.

“El hombre la ha venido siguiendo, hasta que se la llevo a la fuerza hasta un lugar solitario”, anotó – la señora Huamanñahui – tras agregar que el informe del médico legista arrojo que su hija ha sido maniatada lesionada y abusada sexualmente.

Debido a los mensajes encontrados en el celular de la agraviada, se sospecha que el agresor ya venía planeando el momento de dar rienda suelta a sus bajos instintos.

Lamentablemente – este hecho sirvió una vez más para certificar la indiferencia de parte de los funcionarios estatales ante esta denuncia. En la Comisaría de Quilmaná recibió una pésima atención, los uniformados tras mofarse de su situación, no la orientaron, minimizaron lo ocurrido y se negaron a recibir la acusación.

El presunto agresor fue detenido, pero el lunes 16 de noviembre, la Corte de Cañete dictó comparecencia, mientras la fiscalía apelaría el falló.

No hay comentarios:

Publicar un comentario