¡Generamos confianza, porque respiramos libertad!

LAS DOS CARAS DEL CANDIDATO DE APP...

LAS DOS CARAS DEL CANDIDATO DE APP...

Marcial Alcibiades Garcia Milla – una vez más se pondrá el "maquillaje" para intentar convencer al electorado de Lima provincias, lo apoyen en hacer realidad uno de sus sueños personales, llegar al Congreso de la República

Para un importante sector de la región Lima, especialmente del norte chico, Marcial Alcibiades Palomino Garcia Milla – no sería un buen representante de las 9 provincias en el próximo Congreso de la República.

Según la percepción de algunos vecinos – el también coordinador del partido político “Alianza para el Progreso”, no genera confianza y sobre todo no transmite sinceridad y mucho menos empatía con el ciudadano de a pie, cuyo postulante ideal - debe ser honesto, que sepa escuchar y ponerse en el lugar del otro, que esté comprometido con los intereses nacionales o regionales e impulse reformas claves. 

Quienes cuestionan las aspiraciones políticas de Palomino Garcia Milla, dijeron  que esta pandemia ha permitido conocer mejor a quien en cada campaña electoral, se muestra falsamente encantador o querendón con la población.

Según relataron – desde el inicio de la cuarentena debido a la expansión del mortal coronavirus, Palomino Garcia Milla, asumió una conducta inhumana con muchos padres de familia de su colegio particular “San Ignacio de Loyola”, quienes intentaron dialogar para llegar a un acuerdo en torno a las pensiones de sus menores hijos.

“Que falso resulta escuchar a Marcial Palomino, autocalificándose como el candidato del pueblo, cuando en todo  momento se negó a hablar con los padres de familia, quienes le suplicaron por una reducción de las pensiones, ya que muchos habían perdido su trabajo debido a la pandemia”, manifestaron desde la llamada capital de la hospitalidad (Huacho), tras indicar que Palomino Garcia Milla, trató de “inescrupulosos”  a los padres de familia que iban a las instalaciones del colegio en busca de dialogo.

“Ya es hora de tener representantes, cuya trayectoria sea limpia, honesta y que inspire confianza, capaces de diferenciar entre sus proyectos personales y la labor legislativa,”, acotaron.