martes, 23 de junio de 2020

PERÚ PAÍS DE COCHINOS…

Cañete lo evidencia con su gente que tira basura de los carros, echa las bolsas de porquerías a la calle y deja que las mascotas defequen en cualquier lado.

Curiosamente el consumo de champús, jabones, dentífricos y desodorantes es bastante bajo para el volumen de población que hoy tiene el Perú.
Que el Perú es un país sucio – ya no parecer incomodar a muchos. Tratar de vivir en una ciudad limpia no parecer ser una de las aspiraciones de los vecinos del distrito capital de la provincia de Cañete.

En la ciudad de San Vicente –se está volviendo común ver a la gente tirar basura de los carros, echar las bolsas de basura a la calle, dejar que las mascotas defequen en cualquier lado, animales caminando como si nada entre las mesas de los restaurantes populares, mercados callejeros inmundos, baños públicos arrasados, etc.

Dicen los expertos que los peruanos (en su mayoría) toleran demasiado la suciedad, aduciendo que es por pobreza, educación o falta de agua y evitar que le demuestren que es más por un tema de dejadez y actitud.

Agregan los entendidos que el consumo de champús, jabones, dentífricos y desodorantes es bastante bajo para el volumen de población que hoy tiene el Perú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario