martes, 23 de junio de 2020

LA FE EN MEDIO DEL COVID-19…

E
l último sábado el Arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro, brindó la charla inaugural del I Seminario Internacional de Bioética en la que habló del papel e importancia de la fe en medio de la pandemia de COVID-19.  

Este seminario, que irá del 20 al 27 de junio, es organizado por la Academia Latinoamericana de Líderes Católicos junto al Instituto de Bioética de Universidad Finis Terrae de Chile, la Universidad Católica Lumen Gentium de México y la Universidad Católica Montserrate de Bogotá.

En el primer día, participaron 700 personas por Zoom y 400 por YouTube de 25 países de América y Europa.

En su charla inaugural “Dios frente a la pandemia: una mirada de fe”, el Cardenal Osoro abordó las consecuencias del COVID-19 desde una mirada de fe, reconociendo la presencia paterna y amorosa de Dios en medio de la historia.

“En estos momentos, me parece que es importante descubrir esto: Son bienaventurados los que lloran y son capaces de ver su destino personal como el de todo mundo en estado de confusión y sufrimiento. Hay que ver el dolor de tantas personas y tenemos la misión de consolar”, dijo.

“Si esta humanidad quiere defenderse de las pandemias y no quiere olvidarse de nadie, tiene que saberse que somos hijos de Dios, y precisamente por eso, somos hermanos de todos los hombres. No hay nadie extraño para nosotros, por más lejano que esté. Si lo está pasando mal, yo me debo a esas personas y debo poner los medios necesarios para que les llegue la noticia de verdad, de que Dios les sigue cuidando a través de nosotros. Para liquidar todo tipo de pandemias, debemos recuperar estos dos sustantivos: hijos y hermanos”, añadió.

Al final de su exposición, el Cardenal compartió con los alumnos múltiples situaciones dolorosas que ha tenido que acompañar al interior de su diócesis donde han muerto miles de personas.

Ante la pregunta de cómo se puede ayudar a las personas y las familias que sufren, respondió: “La respuesta es ¡estad cerca de ellas! Cerca de las familias, de los enfermos. Encontrarnos con ellos, ahí tenemos que ir”.

“Nuestra vocación es entregar el rostro de Nuestro Señor a la gente, naturalmente con corazón abierto, con puertas abiertas. Brindar misericordia es seguir las huellas de Cristo, saber adelantarse, tomar iniciativas sin miedo, salir al encuentro, buscar a los que están lejanos y nunca cerrar el corazón a nadie”, agregó.

La conferencia puede verse en el canal de YouTube de la Academia de Líderes: https://www.youtube.com/LideresCatolicos

No hay comentarios:

Publicar un comentario