lunes, 23 de marzo de 2020

Tras el aislamiento social: CONSEJOS PARA LA SALUD MENTAL…


Ante la presencia del Covid-19, recomiendan orar, comer juntos, no ver series y noticias catastróficas.

En épocas como estas – dijeron  - la prensa comercial se orienta más a difundir informaciones negativas.

Millones de personas en Perú y el mundo vieron de un día para otro cambiar sus vidas. Quedarse en casa para frenar la pandemia genera estrés, sostienen los especialistas, pero ciertas rutinas pueden atenuarlo.

No existen recetas mágicas, ni universales, para derrotar la angustia colectiva. Es la primera acotación de los expertos al diagnosticar el estrés que, probablemente, se genere en millones de ciudadanos por las cuarentenas decretadas en países de Latinoamérica, entre ellos – Perú.

Académicos de la psicología, empero, sí tienen a mano un bagaje de consejos útiles para mantener a tono la salud mental en el hogar durante la pandemia por el COVID-19, dondequiera que se viva.

Diego Shortt, psicólogo y profesor de la Universidad Rafael Urdaneta, comenta que cada individuo y grupo familiar deben encontrar su propio modo de prevenir el estrés crónico en períodos largos de reclusión doméstica.

Lo primero, aconseja, es que cada ciudadano identifique cómo ha enfrentado y superado diferentes situaciones complejas en la vida, como la muerte de un familiar o una ruptura amorosa. “Pudiera reforzar nuestra percepción de fortalezas y recursos para manejar la crisis en las circunstancias actuales”, comenta Shortt.

Observa que no es sano luchar desesperadamente contra la ansiedad. Cada individuo debe aceptar que una pizca de zozobra estará presente en el hogar en el contexto de una pandemia, dice.

Cree que la gente apelará a sus pasiones domésticas, como la lectura, el disfrute de películas o series de televisión, la meditación o la pintura, pero invita a hallar también nuevos intereses.“El sujeto debe intentar encontrar aquellas cosas que lo sostienen en la vida”, añade.

El apoyo grupal es vital. Poder compartir las angustias con la pareja o la familia es saludable, indica Shortt, quien, sin embargo, acota que cada uno de los protagonistas no puede esperar que sus disfrutes dependan siempre de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario