viernes, 3 de enero de 2020

CUANDO LA INCAPACIDAD DE GASTO SALE CARA...


Una gestión municipal se califica por los impactos que generan sobre el grado de desarrollo de sus pueblos, con indicadores: Tiempo, Cantidad, Calidad, Espacio y costo

El recorte presupuestal para el 2020 tiene una causa muy clara: la incapacidad de gasto demostrada por las regiones y gobiernos locales. Esto es particularmente visible en Cañete, donde las autoridades la mayoría de autoridades ediles, no demostraron los resultados de un año de trabajo.

“Se fue el 2019 y no se ha visto proyectos de gran envergadura en desarrollo, no hay pasos firmes para atraer proyectos de inversión sostenibles ni seguridad política que garanticen el crecimiento y desarrollo de la provincia”, comentaron los más entendidos desde la Cuna y Capital del Arte Negro, quienes acentuaron que el problema no es la carencia de dinero, como suele pensarse, sino la falta de rumbo, de un método, de una política que permita emplear con eficiencia lo que se tiene.

En el caso de la comuna provincial e Cañete – los vecinos de San Vicente no dejaron de preguntarse si este 2020, la gestión del alcalde Segundo Díaz De la Cruz, mejorara a corto plazo y utilice el dinero público para desarrollar poblaciones, hacer caminos, unificar las actividades productivas de la provincia, construir infraestructuras y achicar la brechas en los sectores Salud y Educación, , como siempre, perjudica a los más pobres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario