lunes, 23 de septiembre de 2019

UN NEGOCIO QUE APESTA MÁS QUE EL MISMO BOTADERO...?

Nuevos documentos y testimonios ponen
 en tela de juicio el accionar de
Esther Angélica Saavedra

Informe de “Al rojo vivo” – revela que la discutida presidenta de la asociación de vivienda “Luz del Sol de Apurímac.  Esther Angélica Saavedra, pago para autotitularse como pocesionaría de los terrenos del Estado, ubicados a altura del Km. 151 de la Antigua Panamericana Sur

Luego de un primer informe presentado por el magacín “Al rojo vivo”, sobre el dudoso proceder de Esther Angélica Saavedra Tintaya – presidenta de la asociación de vivienda “Luz del Sol de Apurímac”, quien asegurar ser pocesionaria del botadero municipal de San Vicente de Cañete, nuevos documentos y testimonios ponen en tela de juicio, el legajo que se utiliza para vender lotes en terrenos erizos de propiedad del Estado.

Los discutidos negocios que encabeza la dirigente del “Sol de Apurímac”, una asociación inscrita en los Registros Púbicos desde el año 2011, no solo involucra a funcionarios locales, jueces de paz y algunos medios de comunicación; Al rojo vivo, tuvo acceso a algunos documentos donde no aparece quien los firma, pero donde se deja constancia que los terrenos que se buscan apropiar, son de propiedad del Estado.

“Porque se logró esto,  porque yo pague, yo trabaje esto ocultamente, porque si la otra parte se hubiesen enterado, nos hubiese madrugado…. Ha sido un trabajo arduo, inclusive hasta peligroso, como creen que logramos todo esto. Ya somos casi dueños”, le dice - Saavedra Tintaya a sus asociados en una última reunión en donde prohibió el uso de los equipos móviles para grabar dicha sesión.

Extrañamente el entonces gobernador (hoy subprefecto) Eladio López, firma en julio del 2000 dos documentos inverosímiles. En el primero emite una constancia a Esther  que dice poseer, son de propiedad del Estado, reconociendo la existencia del botadero municipal. En un segundo, emitido tres días de pues, ratifica la misma constancia, pero borrándose la referencia que dichos terrenos son del Estado, desaparecieron el botadero. Ambos documentos no existen en los archivos de la Subprefectura de Cañete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario