jueves, 23 de mayo de 2019

LA PUGNA DISIMULADA POR LA ALCALDÍA PROVINCIAL…


Errores y acomodos  de quienes entraron a la MPC con una mano atrás y otra adelante. 

Una torpe y vulgar clase política que se autodestruye

Diversas opiniones está generando la evidente pugna por el poder y el acomodo en la gestión que todavía preside el alcalde provincial de Cañete – Segundo Díaz. Tras la osadía de desechar el convenio con Inkamay y la difusión del vídeo sobre el uso no oficial de un vehículo de Serenazgo, el ex consejero regional – Vladimir Rojas Hinostroza, comentó  que todo este ha servido para demostrar la batalla encubierta por el sillón municipal.

“Ahora, tenemos un nuevo revés en el caso Inkamay. Esta ambivalencia concejal, este desequilibrio municipal, esta voluble decisión, esta incoherente moción, más que un peligro para Segundo Díaz y Sally Valerio, es un riesgo para la provincia. Y menciono a ambos personajes, pues si lo olvidaron, ellos no votaron. Aquí hubo algo premeditado”, recalcó.

En ese sentido – Rojas Hinostroza – no dejo de llamarle la atención con lo que viene sucediendo con unos cuantos concesionarios de la comunicación, quienes ya no analizan la noticia por el uso de un bien público, “ahora hablan de complot, de manos turbias, de supuestas investigaciones que intimidan” – anotó.

“Así juegan con el municipio, así se mueven las fichas entre los que decidieron postular en equipo y que, en menos de 5 meses, se autodestruyen, esa es nuestra clase política actual”, continuó diciendo – tras acentuar  que el alcalde Segundo Díaz, seguirá siendo el bombero municipal de su propia gestión hasta que le dure.

“Los regidores también cumplen su parte, no proponen nada, no investigan nada (salvo don Toribio que no se calla nada), todos están en sus asuntos personales, al menos así lo promocionan por las redes sociales”, concluyó, añadiendo que “los grandes depredadores nunca llegan a servir, sino a ser servidos, y les encanta estos líos municipales, mientras se adueñan de miles de predios y nuestro río”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario