miércoles, 26 de abril de 2017

CASOS COMO EL DE ODEBRECHT – NO SON AJENOS EN ALGUNAS GESTIONES EDILES DE LIMA PROVINCIAS…

Vecinos opinaron que los alcaldes honestos son contados con los dedos de una mano en algunas jurisdicciones del país. “Los ladrones – son  los más hipócritas” – comentaron

Es lo que piensa la gente. Vecinos de distintos sectores de Cañete y la región Lima – coincidieron en señalar que las obras de mala calidad – ejecutadas por algunas gestiones ediles, es el resultado de los negociados que hay entre algunos malos alcaldes con las empresas constructoras.

“Estos alcaldes, por lo general hipócritas, cobran el ‘diezmo’, por esta razón de las obras mal hechas, que no duran, sino algunos años por la mala construcción y por los materiales de pésima calidad”, opinaron.

Otros comentaron que el atraso que hay en muchos distritos, es consecuencia  de la existencia de  alcaldes “avivados” y estafadores que viven de los recursos del estado y de un pueblo en tiempo electoral.

“El caso Odebrecht es un desafío central para la economía y política del país. Si la sociedad civil y nuestras autoridades actuamos con firmeza y decisión, tenemos una oportunidad para detener la corrupción a gran escala y la impunidad que la alimenta” – continuaron diciendo – tras dejar entrever que casos como el de Odebrecht –no son ajenos en algunos gestiones ediles de Lima provincias.

NOTA DE REDACCIÓN: Según los entendidos, las “coimas” - son apenas la punta del iceberg del costo económico de la corrupción. El costo económico principal es la ineficiente asignación de recursos que se manifiesta de tres formas. La primera es que la coima suele aumentar artificialmente el costo de los proyectos pues el coimero gana más cuanto mayor es el sobreprecio. En segundo lugar, las coimas incrementan la probabilidad de que hagan proyectos que no se necesitan en desmedro de proyectos necesarios. Finalmente, las coimas suelen alterar las condiciones de los contratos para favorecer a las empresas corruptas en perjuicio del ciudadano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario