domingo, 11 de diciembre de 2016

TRES RAZONES POR LAS QUE ALEX BAZÁN NO PODRÁ SER GOBERNADOR REGIONAL

Bastan y sobran razones/argumentos solideros/hechos que demuestran lo desastrozo, peligroso y destructivo que sería un hipotético gobierno del actual burgomaestre de la MPC al hacerse cargo de los destinos del GORELI, motivos suficientes para no votar por tan mal elemento


Por: Sansón Carrasco

1) AUSENCIA, POPULISMO Y DÁDIVAS POR DOQUIER
Alexander Julio Bazán Guzmán es un tipo improvisado que rehúye a las responsabilidades, timorato y sin capacidad de respuesta a las crisis debido a estar rodeado de amigos y compadres también incompetentes y con ansias de posesión y control total del entorno, entes en los que él confía ciegamente y a quienes, al igual que en la municipal, entregaría en bandeja la gestión regional para librarse de todo el estrés que ésta le genera. Este sujeto es en definitiva una mala copia de su exmentor Javier Alvarado. 
Bazán, a pesar de ser electo, seguiría siendo el eterno candidato cuya única estrategia capaz de aplicar para ganar popularidad sería el asistencialismo burdo del que nunca se despega. Fiel a su estilo de antaño y a su pobre concepción para con la labor del trabajo social, parece estar convencido de que entregar dádivas (como el cemento y las sillas de ruedas) desmedidamente y sin respetar filtro alguno es la manera correcta de tapar sus taras y carencias de político. Conociendo su modus operandi como ejecutivo, cambiaría constantemente a los titulares de las más altas gerencias y direcciones para de esta manera culparlos a ellos de sus malas decisiones, irresponsabilidades y ausencia.
Creyente acérrimo de que son promesas, sonrisas sobreactuadas y posturas de hombre del llano lo que el ciudadano común y corriente espera de un gobernante, no importa si producto de su falta de compromiso y de palabra es catalogado de fanfarrón y farsante. 

2) PÉSIMO DISCURSO Y AUTOPROCLAMADO FAVORECEDOR DE LA EMPRESA PRIVADA
Habrían más 'ayudas' (como las tan polémicas habiltaciones urbanas a empresas inmobiliarias) y más videos delatores debido a su verborrea incontrolable y lenguaje desmedido, esto producto de su precaria y nunca utilizada inteligencia. Las mayores crisis que ha afrontado fueron provocadas por él mismo a través de declaraciones patéticas, incoherentes y contradictorias.
Al igual que ahora en la MPC, en una ficticia y eventual elección suya como mandatario regional, el caos se acrecentaría por la falta de estrategas en su entorno; y es que todo el tiempo pone su imagen en manos de aficionados, embaucadores y/o ignorantes de la publicidad política, el marketing y las relaciones públicas.

3) AUTORIDAD HIPOTECADA Y OBRAS DESASTROZAS Y MEDIOCRES
La Av. Mariscal Benavides es símbolo de su emblemática mediocridad como gobernante y como autoridad incapaz de anteponer las necesidades del pueblo a la personal. Definitivamente, tomando en cuenta su necedad de expectorar a sus principales colaboradores, caracterizados principalmente por ser iletrados e intelectualmente indigentes, estos esperpentos solo le producirán más impopularidad y escándalos públicos imposibles de resolver. Es decir, lo que le espera son constantes interpelaciones, intentos de vacancias y denuncias en el Ministerio Público y Poder Judicial. Y es que en el ámbito de Lima Provincias hay más jaurías de lobos y zorros viejos de la política que, si no logran pactar con él alguna coalición o negociación, serán sus más terribles enemigos y fiscalizadores.
Aunque, pensándolo bien, hay algo que sí tiene un corte positivo dentro de este análisis a la ucronía que nos hemos planteado: Alex Bazán nunca sería elegido como gobernador regional del GORELI, pero necesita desengañarse para nunca más aspirar a un cargo público y evitarle a Cañete más retraso social, económico y cultural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario