martes, 22 de noviembre de 2016

DETERIORO MORAL DE ALGUNOS ALCALDES ESTÁ DAÑANDO A CAÑETE…

Pueblo opina que la política y el periodismo,  al ser la más nobles de todas las tareas, es susceptible de convertirse en el más vil de los oficios. Hay ángeles mitómanos y hechiceros promotores del soborno - dijeron

Para un  sector de la población cañetana – lo registrado con el alcalde del distrito de Cerro Azul – Abel Miranda Palomino, es una muestra del deterioro moral que hay en algunas autoridades locales – mitómanos y promotores del soborno.

El vecino de a pie, opinó que en una sociedad abierta como la peruana y cañetana, todos, en mayor o menor medida, somos responsables de la ola de corrupción que nos saquea. “Los políticos que la practican, promoviéndola o aceptándola; los sobornadores (proveedores y  empresariales); los partidos políticos, carentes a estas alturas de autoridad moral para combatirla; la administración de Justicia(jueces y fiscales), que en muchas ocasiones no ha dado la talla; las instituciones encargadas del control y fiscalización de la actividad administrativa, negligentes casi siempre en su tarea y los medios de comunicación (Radio, televisión y otros), silenciando o minimizando, a veces, el fenómeno corrupto a cambio de una mensualidad escondida a través de la publicidad.

Otros coincidieron en señalar que la causa primera de todos los males en el sector público local, es la falta de ética pública de muchos gobernantes, llegados a la política no por vocación ni espíritu de servicio, ni siquiera por ideología.

Por ultimo –no faltó quien dijo que la política y el periodismo, al ser la más nobles de todas las tareas, es susceptible de convertirse en el más vil de los oficios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario