domingo, 31 de julio de 2016

PROSTITUCIÓN POLÍTICA EN EL GORE...


Desnudar las malas artes aplicadas desde anteriores gestiones regionales, revelar el modus operandi que ejecuta actualmente como representante de una jurisdicción del gore y pintar de cuerpo entero a uno de los políticos más veteranos y poseedor de un alma de meretriz que actualmente hace gala de su arrepentimiento para la censura de funcionarios, son los objetivos principales de esta sátira. Conozca quién es realmente Michel Ángelo Milanés Nany


Por: Sansón Carrasco

Llegó a ser elegido primer gobernante del gore años atrás  y cuestionado principalmente por su prepotencia y verbórrea antihigiénica, llegando incluso, en aquellas épocas, a trascender ante la prensa nacional como un misógino en potencia, repartiendo insultos por doquier y mentándole la madre a una funcionaria pública del sector Educación. Así se inició Michel Ángelo Milanés, conocido popularmente como "el mula", en la Región.

Cuatro años después de culminar su mandato no encontró mejor opción para salvaguardar sus mezquinos intereses que aliarse con su segundo sucesor en el cargo Johnny Álvarez Gutiérrez de la Villa, apodado mediáticamente como "el papi", con quien acudía y posaba muy sonriente ante la prensa de espectáculo que cubría todos los certámenes de belleza donde participaba una de sus modelos consentidas aspirante al Miss Perú. Tanto él como Álvarez se sentían muy cómodos con su alianza estratégica y creían que fue la mejor decisión de sus vidas haber conformado esa coalición política. Era tanta la comodidad de "el mula" que incluso hacía méritos por ROBARSE la voluntad de Johnny y la de sus altos ejecutivos: es de público conocimiento que les llevaba pastelitos hasta sus oficinas y despachos para endulzarles el día y luego pedir su propia tajada.

Sin embargo los problemas comenzaron cuando sus aliados no le quisieron dar el trozo del manjar que él exigía. Y vaya qué tamaño de trozo era el que quería. Entonces fue así como surgió una guerra a muerte entre ambos personajes que hasta hacía poco eran casi hermanos. Pero es que en política no existen hermandades duraderas: las alianzas duran hasta que uno de los socios se siente ligeramente superior al otro. Lamentablemente para Milanés Nany su coacción nunca le funcionó. Johnny Álvarez y sus funcionarios le cerraron el caño y murió de sed.

En ese contexto es cuando "el mula", cual saltimbanqui, brincó hacia los brazos de su primer sucesor Néstor Chung Matías, conocido en el entorno como "el ingeniero", sujeto frío y sin gracia, pero con mucha maña para la política, quien finalmente lo acogió como su nuevo gran aliado debido a la afinidad y objetivo en común que compartían: el odio contra "el papi".

Fue así que poco antes de que Álvarez culminara su periodo, Milanés Nany se sumó a la agrupación política de Chung Matías para postular en el 2014, ya no como gobernante de la Región, sino como el representante, fiscalizador y legislador de una jurisdicción adscrita al gore.

Gracias al arrastre que tuvo la agrupación de "el ingeniero" en las lides electorales, "el mula" logró ganar el puesto al cual se encomendó. Esa unión le costaría muy cara a Chung Matías. Pero en medio de la celebración no hubo cabida para la reflexión y el sentido común. La algarabía del triunfo nubló la mente de "el ingeniero" y del mismo "mula", quienes se agradecían mutuamente por el respaldo brindado en esta campaña ganada. Ambos sabían que el negocio de sanguijuelas sería un éxito. El acuerdo era dividir la Región en dos tramos: norte y sur. El sur sería para Milanés, y el norte para el hombre de confianza y uno de los principales sponsors de Chung Matías, José Luís Chongos Campiña, quien además era pastor de la Iglesia "Dios es Amor".

Al tomar el poder, Chung Matías no cumplió con lo pactado, es decir no accedió a las condiciones y requerimientos que Milanés Nany había hecho. Le dió una merecida patada en el trasero. Este proceder desató una lluvia de denuncias públicas realizadas por Milanés, quien amenazaba con revelar toda la podredumbre de la gestión entrante liderada por su hasta hacía poco aliado estratégico, logrando desestabilizar su gestión apenas había transcurrido un mes de iniciado su segundo gobierno.

Pero ninguna de sus amenazas la cumplió, "el mula" terminó lanzando al olvido todas sus pruebas contra la actual gestión y de pronto cambió su opinión de ella, recibiendo incluso el saludo y reconocimiento de José Luís Chongos Campiña. Repentino cambio el suyo. Cuánto fue el costo del silencio? 

Meses más tarde se descubriría que bajo la anuencia de Chung Matías se habían instalado micrófonos espías en las camionetas de los representantes de las provincias, entre ellas en el vehículo de Milanés Nany, quien dio un enorme grito al cielo volviendo a amenazar con meter a la cárcel a quienes sean responsables de este delito contra la intimidad. 

Y logrando el apoyo de sus colegas, llevó esta denuncia hasta la Junta de Representante de las Nueve Provincias abscritas al gore, consiguiendo que el máximo ejecutivo de esta entidad junto a un grupo de funcionarios fueran interpelados y a un paso de ser censurados por malas prácticas en el oficio.

"El mula" había jurado no descansar hasta verlos desterrados de la función pública. Sin embargo cuando la sesión de la Junta de Representantes del gore se dio, Milanés Nany les perdonó la pena y decidió pasar por alto lo que durante meses había sentenciado como una situación indignante y violadora de sus derechos humanos. No censuró al máximo ejecutivo del gore y dijo que luchará por trabajar de la mano con la actual gestión para el desarrollo de todas las jurisdicciones que integran la Región. Cuánto costó eso?

Los diferentes casos anteriormente expuestos demuestran la manera tan vil como "el mula" ha utilizado a la Junta de Representantes de las Jurisdicciones del gore para coaccionar a sus rivales políticos, para defender y asegurar sus intereses subalternos y económicos más asquerosos en esta Región. Solo hasta haberlo conseguido es que deja toda denuncia en el más descarado abandono. Esa es su modalidad.

A diferencia de sus años de gloria como titular del pliego, hoy en día "el mula" se caracteriza por su impotencia [en todo el sentido de la palabra], por ser un megalómano, por escribir invectivas y diatribas ordinarias en exceso para inspirar el respeto [o temor] que a nadie inspira, intentando quizás darle sentido a sus pocos años que le queda en el último cargo público que ostentará en su vida. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario