sábado, 21 de mayo de 2016

JAVIER ALVARADO LAMENTÓ QUE NELSON CHUI LO HAYA DEJADO PLANTADO EN LUNAHUANÁ...

Javier Alvarado Gonzáles del Valle se quedó vestido y alborotado luego de que su sucesor en el cargo no acudió a la inauguración de los proyectos de servicios básicos en los anexos de Jita y Langla en el distrito de Lunahuaná 

Tenía todo listo para encarar al gobernador regional de Lima pero se quedó con las ganas de hacerlo, pues Nelson Chui Mejía nunca se apareció en Lunahuaná tal y como se esperaba, probablemente porque se enteró a último minuto de la presencia desafiante de su antecesor, quien para sorpresa de todos expresó sus ganas de conciliar y hacer la pases con la actual gestión en bien de la culminación del Hospital Regional de Cañete.

«Y hoy esperaba que el gobernador Nelson Chui esté aquí porque hay varios temas que quería expresarle. Y hay cosas en la Región que no están marchando bien. […] Me preocupa mucho el Hospital regional de Cañete. […] Alvarado dará la cara siempre, peor con argumentos que sean sólidos. […] Aprovecho a los personajes de alta jerarquía de la Región, y espero que le lleven el mensaje: Estaremos al frente. Busque la solución de ese asunto. Cañete quiere ese hospital [regional]. Se lo pido por favor. […] Llevemos la fiesta en paz. Busquemos el desarrollo y el progreso. Y si hay cualquier tema que tengamos que apoyar, alguna consulta, estoy dispuesto junto a mis exfuncionarios de sentarnos a conversar con ustedes para que ese hospital se haga prontamente […]», manifestó Alvarado dirigiéndose a los integrantes del Ejecutivo del GORELIMA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario