miércoles, 5 de agosto de 2015

DENUNCIAN A MÉDICO PEDIATRÍA DEL HOSPITAL REZOLA…

Dra. Carlota Guerrero,  no perdonó que le interrumpan su sueño y se negó a atender a niño que llegó con fiebre y casi convulsionando. Padre sostiene que lo sucedido con su hijo y otros casos más, es una muestra de cómo en el Hospital Rezola se tira al tacho de basura el  código ético y deontológico  del Colegio Medico

Para propios y extraños,  el Hospital Rezola de Cañete se ha convertido en el centro de la mediocridad e insensibilidad de quienes se hacen llamar profesionales de la salud.

Según la percepción del paciente en dicho nosocomio, quienes visten de blanco están muy lejos de buscar el bien, lo correcto, lo ideal y la excelencia, cuando se trata de atender a un enfermo.

La desconfianza contra los galenos del Hospital Rezola está en aumento, luego que el ciudadano William Namay Ore, denunciará públicamente del maltrato del que fue víctima su menor hijo, Andy William Namay Huamantico (08).

Namay Ore, denunció ante el Ministerio Público a la Dra. Carlota Guerrero Ortiz por negarse a atenderá su retoño, quien llegó al hospital con fiebre y casi convulsionando.

En la denuncia presentada a la Fiscal Adjunto Carmela Aguado Huayta, revela que en todo momento la mencionada pediatra se mostró indiferente y déspota en el servicio de Emergencia. La gravedad del pequeño paciente poco o nada le importo –refiere. A pesar de la suplicas y  llanto de los padres, Guerrero Ortiz, se negó a atender al niño, quien tuvo que ser trasladado por sus padres hasta una clínica particular,  donde convulsiono como consecuencia de grave estado de salud.

“La Dra. se molestó porque le reclame por qué no atendía a mi hijo, nunca lo reviso, no lo examino… ni siquiera puso su mano en su frente, solo lo miraba desde su escritorio a pesar que ya estaba temblando”, dice parte del testimonio emitido ante la representante del Ministerio Púbico

William Namay Ore – reclama justicia y una sanción drástica contra la mencionada galena. Anotó que lo sucedido con su hijo y otros casos más, es una muestra de como en el Hospital Rezola se tira al tacho de basura el  código ético y deontológico  del Colegio Medico.

NOTA DE REDACCIÓN: “La medicina es ciencia y arte y, como tal, se orienta al logro de la más alta calidad de vida, se fundamenta en el respeto a las personas y la dignidad humana. La medicina es una profesión humanista que trata y respeta la individualidad y la integridad moral, psíquica, física y social de las personas, como expresión de su derecho a la salud. Su misión es preservar la salud y, cuando ello no es posible, aliviar las dolencias y, en todos los casos, consolar a los pacientes y familiares. El respeto a los paci entes, su familia, los colegas y otros profesionales y técnicos de la salud hace de la medicina una disciplina paradigmática del desarrollo humano.”, dice parte del código ético y deontológico de los profesionales de la salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario