lunes, 20 de julio de 2015

Mediocres y déspotas por excelencia. PREFIEREN SU DISTRACCIÓN Y RELAX QUE ATENDER A SUS PACIENTES…

El Maltrato y  el desorden continúan capitaneando  los centros médicos de la región Lima. Madre de familia denunció que doctora no quiso atender a su hija porque estaba leyendo su revista

Para quienes se hacen llamar profesionales de la salud, su entretenimiento y distracción en horario de trabajo, vale más que la vida de sus pacientes. Una madre de familia del Centro Poblado – Irrigación Santa Rosa en el distrito de Sayán en la provincia de Huaura, denunció públicamente que su menor hija fue maltratada por la Dra. Erika Vargas Olivero, cuando llegó para ser atendida de emergencia.

Según relata – a pesar de que su niña no se sentía bien – dijo  que  Vargas Olivero, prefirió seguir leyendo su revista que atender a su menor. “Me dijo que la iba atender,  solo si la niña estaba con fiebre”.

La indignada madre,  lamentó que la Diresa (Dirección Regional de Salud), cuente con profesiones mediocres y vulgares. “Ha esa doctora se le paga por leer revistas”, continuó diciendo.

Informó que la mencionada galena, además de estar leyendo su revista, se encontraba haciendo vida social en uno de los ambientes del centro médico, con el jefe de personal, la encargada de la farmacia y la asistente social.

Narró que el trato que recibe el paciente es déspota de parte de quienes laboran ahí. Anotó que la calidad y calidez no existe endicho establecimiento de salud.
“Félix Palomo (titular de la Diresa), dice que es una persona capaz, entonces que controle su gente”, agregó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario